/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Dos actrices y otra experiencia en TV

4 de mayo de 1969 - La Nación




Un cigarrillo, un café y una breve historia artística. ¿Lo nuevo para Marilina Ross? Sí. Canta baladas. Compone su música.


Por: N. C.

Dos jóvenes actrices -personales en distintas vocaciones- señalan nuevos rumbos en nuestra televisión. Su prestigio es conocido también en el teatro. Pero, evidentemente, en los papeles que encarnan Bárbara Mujica y Marilina Ross muestran otras inquietudes, otros posibles alcances de la labor que se realiza en este medio masivo de comunicación. Recientemente Bárbara Mujica ha tenido una actuación eficaz en "Las llaves del Cielo y del Infierno", en "El plazo" y en "Ámame, Nazarino". Pero en trabajos televisivos, acaso para valorarla mejor, hay que volver a "Hamlet", "Historias de jóvenes" (último ciclo), a "Vidas en crisis" (interpretación de obras inglesas). Bárbara Mujica señala que es "muy difícil creer en la televisión como se está haciendo; esto, claro está, con carácter general. Las posibilidades no han sido aprovechadas; la televisión está comercializada; el 'rating' es lo único que importa, parecería: la calidad queda por debajo de ello".

A Bárbara Mujica le interesa la televisión de otra manera. "Intento hacerlo en la medida de mis posibilidades. Con David Stivel queremos manejar el programa y salir de lugares comunes. Esto que nos proponemos es muy difícil, pero no hay que olvidar que trabajamos con la frustración. En las obras en que he intervenido últimamente en TV encuentro que es la historia de gente que no se puede realizar. Hay un fondo de crítica a la vida frustrada. Es un espejo para que el hombre se encuentre y se realice. Estas, por lo menos, son las intenciones".

Marilina Ross, la juvenil intérprete de "La Nena", que acompaña a Osvaldo Miranda y a Joe Rígoli, sostiene que su quehacer televisivo en esa audición la divierte. El conjunto es homogéneo, sea con los artistas nombrados, sea con la directora María Inés Andrés. Es una labor -opina- que se realiza con facilidad, "la trama es simple, y los tonos, graciosos". "Me interesa, por lo tanto, buscar otros personajes, hallarme en otra circunstancia de mi carrera artística; veo que es peligroso encasillarse. En "Cosa juzgada" tengo a mi cargo papeles dramáticos; escenas violentas con un hermano neurótico; la hija de un dueño de hostería que se fuga en momentos de tragedia familiar o la madre de un niño secuestrado". Marilina Ross confiesa que para ella los roles dramáticos son difíciles; esa es su limitación mayor; por lo tanto, la comedia ligera la atrae, le da otras posibilidades interpretativas. "La TV actual es un hecho comercial inevitable -consigna- y en ese ámbito hay que actuar. Entre los miles de espectadores que ven TV hay de todas las condiciones sociales; nosotros, nuestro grupo, intentamos llegar a un término medio. Algo que, por lo menos, haga pensar." Marilina sonríe. Le preguntamos cuál es la razón. Contesta que canta baladas, música moderna. Que ya lo ha hecho en público en "Sábados Circulares", de Mancera. También, tangos. Algunas de sus canciones han sido grabadas; así, "Mariposa de color".

Bárbara Mujica y Marilina Ross traen otro dinamismo a la televisión, y buscan, a través de sus experiencias artísticas, otros ámbitos, otras posibilidades.

1 comentario:

  1. Para esa fecha, yo sólo tenía dos meses y medio. Es increíble leer que en 41 años la TV no ha cambiado para mejor en lo más mínimo, ya que ambas critican lo mismo y parece que hablaran de la TV actual. Sería maravilloso si se pudieran ver videos de aquella época.

    ResponderEliminar