/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Quiero que todos copien mis canciones en internet

22 de noviembre de 2000 - Diario Ámbito financiero

Marilina Ross vuelve a los escenarios tras siete años de alejamiento

"Quiero que todos copien mis canciones en internet"


Marilina Ross: "No podría componer para cumplir un contrato. Cuando tengo algo para dar, lo doy, sin ninguna exigencia. Me gusta trabajar de manera 'amateur' que quiere decir justamente "por amor".

Por: RICARDO SALTON

"No es precisamente cantar lo que más me gusta"
, reconoceMarilina Ross. "No soy cantante, pero sí soy una persona que tiene cosas para decir y las transmite a través de la canción". Después de siete años de alejamiento, la artista acaba de regresar con un disco que bautizó "Más que un sueño", que incluye varios de sus temas clásicos -con muchos invitados- y algunas, que presentará con su espectáculo "Por arte de magia", en el teatro Avenida a partir del jueves 12 de octubre. En su diálogo con este diario, también ataca a las grabadoras y defiende la libertad de poner música en MP3 en internet.

Periodista: ¿Por qué estuvo ausente durante tanto tiempo de los discos y los escenarios?

Marilina Ross: Hubo factores internos y externos que me mantuvieron más en casa que afuera. En lo personal, estuve acompañando a mi madre que vivió conmigo los últimos años. A ella le dediqué mi esfuerzo y mi energía hasta su muerte. En lo externo, sentía que no encajaba con el circo: la cumbia no me salía, la bailanta no se me da y el pum para arriba de la televisión me tiene agobiada. Y a partir de la muerte de mi madre y el duelo estoy empezando de nuevo; me volvieron las ganas y el entusiasmo.

P.: ¿Y lo externo?

M.R.: No. Los que pensamos de otra manera tenemos que recuperar algunos espacios, no entregarlos tan pasivamente. Igualmente, estuve trabajando como actriz, en televisión y en un par de películas que todavía no se estrenaron.

P.: ¿Por qué decidió volver a grabar muchos de sus temas conocidos en lugar de salir con material íntegramente nuevo?

M.R.: Me hicieron la propuesta de hacer un disco con canciones mías y que las compartiera con quien yo quisiera. A partir de ahí, empecé a trabajar en la lista de canciones y de invitados. Hay 12 temas antiguos y 5 inéditos. No siempre era fácil elegir, porque muchos de mis temas hablan de cosas muy personales y no cualquiera podía apropiarse de esas letras. Pero afortunadamente me pasaron cosas buenas, como que María Elena Walsh aceptara grabar conmigo "Mis hijos naturales", o que Víctor Manuel pusiera su voz en "Como mis padres" -"este vaqueiro va a cantar con esta vaqueira" me dijo, en relación a nuestro común origen asturiano-. Pero hubo también otras participaciones igualmente importantes: con Lerner hice "Escaleras mecánicas", con Sandra Mihanovich "Casi sin querer", con Silvina Garré "Quereme", con Alberto Cortez y Ricardo Miralles "Se puede", con Eladia Blázquez -"que llego a la grabación en moto, con casco y todo"- "Honrar la vida", con Las Blacanblus el "Blues para seguir", con Norma Aleandro -"que no se animó a cantar y recitó una parte de la letra"- "Aliados del alma". Y en "Soles" aparecen todos. De todo lo que me imaginé sólo faltaron Joaquín Sabina, con quien había imaginado una versión rumbera de "Puerto Pollensa" -terminamos grabándola con Los Tarantos-. Me había dicho que estaría pero después le perdimos el rastro. Y otro que dudó y también dijo finalmente que no fue Pappo. La idea era hacer una versión bien pesada de "Basurero nuclear" y como él no estuvo tampoco incluimos ese tema.

P.: ¿Cómo ve este regreso a una sala grande después de tanto tiempo?

M.R.: Lo último grande que hice fue en el teatro Opera, en 1994. Y me estoy preparando con todas las ganas para volver. Estoy armando un espectáculo por el que va a pasar toda mi vida. Inclusive, habrá fragmentos de películas e imágenes mías muy viejas, que tenía guardadas un coleccionista. Será una especie de "Cinema Paradiso".

P.: ¿También siente placer por volver a cantar?

M.R.: A mí no es precisamente cantar lo que más me gusta. No soy cantante; soy una persona que tiene cosas para decir y las transmite a través de la canción. Sí me gusta componer, aunque no tengo una manera profesional de hacerlo. No soy una fábrica de hacer canciones. No podría componer para cumplir con un contrato. Cuando tengo algo para dar, lo doy, sin ninguna exigencia. Me gusta trabajar de manera "amateur", que quiere decir justamente "por amor". Armar mis músicas en mi propio estudio, con mi computadora, y mi fantasía es ponerla en formato MP3, subirla a internet y que cualquiera pueda copiarla.

P.: Ese comentario no va a poner muy contenta a la gente de la industria.

M.R.: No me preocupa eso. Los intermediarios no hacen más que robarnos. Se han apoderado de todo. Se ha cortado la cadena entre quien produce el tomate y quien lo consume.

No hay comentarios:

Publicar un comentario