/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Volvería al cine si tuviera otra Raulito

Martes 20 de Septiembre de 2005 - Diario del Festival / Rebeldes e Insumisas

Marilina Ross: “Volvería al cine si tuviera otra Raulito”

La actriz argentina ha acudido emocionada a las proyecciones de La Raulito (1976) en Rebeldes e Insumisas.


Por: A. E.

Ella, para los de una cierta edad, sigue siendo La Raulito, aquella chica vestida de chico que sobrevivía en las calles, ansiosa como un pájaro de libertad, con un concepto de justicia casi -salvando las distancias- al estilo de Robin Hood, pura y a la que la miseria de los sanatorios y calabozos por los que pasaba no lograba manchar. Ella es Marilina Ross, actriz rompedora y protagonista de La Raulito (1976), cantautora reconocida en Argentina, "investigadora" del mundo audiovisual... Marilina Ross disfruta estos días intensamente del Festival, donde la película que le hizo famosa se ha proyectado para refrescar recuerdos de unos y enseñar cine comprometido a otros. Por cierto, Marilina Ross hace totalmente suyo el título del ciclo: "Yo siempre he sido rebelde e insumisa".

Esta hija de emigrantes asturiano y navarra se subió con cuatro años a los escenarios, por decisión de su madre, todo hay que decirlo. Aunque le cogió el gusto. Comenzó una carrera dedicada a la interpretación nada convencional, como es ella, con una agitada carrera en televisión y un proyecto llamado Gente de Teatro, en el que participaban nombres tan conocidos como Federico Luppi o su amiga Norma Aleandro.

El tíovivo argentino

Era una época de efervescencia cultural, de proyectos como La Raulito, un empecinamiento personal de la actriz. Marilina Ross se topó con la verdadera María Esther Duffau, La Raulito, en "Gente Juzgada", un programa de televisión en el que teatralizaban juicios reales. Si "La Raulito afanaba un salamín por ahí, para dárselo a un pibe que tuviera hambre" era porque su sentido de la justicia era así, como explica Marilina Ross.

La película, dirigida por Lautaro Murúa, fue un auténtico éxito, se proyectó en festivales internacionales, recibió premios de todas clases... "Fue un momento muy grande del cine argentino, pero el año siguiente llegó el golpe militar". Obligada a exiliarse, Marilina Ross, como muchos otros, tomó el camino del país de sus padres. "Me di cuenta de que estaba viviendo dos exilios. Mis padres vivieron el destierro y me lo transmitieron a mí. Todo eso que mamé lo estaba sufriendo yo también y me resultaba insoportable".

Cuatro años después no aguantaba más y volvió, pese a la prohibición de actuar y al miedo. "Si estoy prohibida, ahora haré lo que siempre quise hacer: cantar", pensó y así comenzó su segunda carrera, en la que ha grabado una buena colección de discos -"dejé de estar prohibida con la democracia", puntualiza-, ha vivido la efervescencia del país y de la música argentina tras la Guerra de las Malvinas. Nuevamente, en este tíovivo que es la historia argentina y, por ende, su propia vida, llegó el golpe económico del Corralito: "Te ponen un pie encima y no te dejan hacer nada. Eso mismo pasa en Argentina". Ahora ha abandonado tanto la música como el cine y anda "metida en los videos". "¿Volver al cine? Si tuviera un proyecto como La Raulito supongo que lo haría, pero tiene que conmoverme mucho". Por cierto, La Raulito vive todavía "y ha encontrado a su mamita, una señora que también era del Neuropsiquiátric

No hay comentarios:

Publicar un comentario