/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Critica de La Nación

Un encuentro entre grandes amigas

Viernes 10 de diciembre de 2010 |


Un encuentro entre grandes amigas

Es lo que pareció este afectuoso show-homenaje a Marilina Ross, con un cuadro de honor de la música popular


Uno + Uno.
Recital homenaje a Marilina Ross. Con Marilina Ross, Patricia Sosa, Julia Zenko, Sandra Mihanovich, Claudia Puyó y Paula Almerares. Dirección musical y arreglos: Angel Mahler. Músicos: Dolores Stabilini, Carlos Di Palma, Emanuel Mahler, Daniel Cesano y A. Mahler. Producción: Leo Cifelli. En el Opera. Ayer y anteayer. Duración: 130 minutos.
Nuestra opinión: muy bueno

Meter las narices en Uno + Uno , el show que ayer y anteayer hizo Marilina Ross con un seleccionado de voces femeninas de la música popular, fue como ser voyeur de una fiesta de amigas cantantes. Allí, sobre el escenario del Opera, a un costado, un living, con mesita, vino, agua, panderetas, algunos otros elementos de percusión y micrófonos desparramados por todos lados. En él, descontracturadas, como en su casa, hacía lo que quería un grupo de locas divinas que se reunieron para celebrar la poética de una hermana mayor. Ellas son Sandra Mihanovich, Julia Zenko, Patricia Sosa, Claudia Puyó y la soprano Paula Almerares. El conjunto hizo que las más de mil personas que vieron cada show se sintieran bendecidas por tanta espontaneidad y "buena onda", de la mano de tanto talento.

Treinta canciones y algunas yapas compartió Marilina con sus colegas, además de interpretar ella solita unas pocas, con su jerarquía intacta. Allí estuvo Julia Zenko, con esa afinación perfecta combinada con una simpatía superlativa, para interpretar "Quereme, tengo frío", "Voy a hablar de mi amante" y "Aquí y ahora". Y Sandra Mihanovich, con esa voz potente, vestida de dulzura, que embelleció "Un domingo lluvioso", "Puente invisible" o "Mis hijos naturales". Las dos son bellas sobre el escenario, en personalidad y talento. Pero sus compañeras marcharon por la misma senda de excelencia. Patricia Sosa impuso su marca y su estilo en un puñado de temas y sensibilidad en esa bellísima canción que es "Señores, se cierra". Pero el dúo con Claudia Puyó en el "Blues del encuentro" fue de los mejores momentos del show. A su vez, esta última le puso el tinte rockero a la noche con una espléndida versión de "Basurero nuclear".

Paula Almerares fue la figura de la lírica que se atrevió a "intervenir" este living escénico de primeras figuras de la música popular en "Con el agua en la boca" y "Este amor, mi amor". Aunque demostró que es una de las mejores voces argentinas, se la veía claramente como la "invitada" en ese grupo de mujeres a quienes realmente se veía divertirse y morirse de risa entre ellas.

"¿No éramos nosotras solas?", bromeó Sandra Mihanovich cuando Ale Sergi y Juliana Gattas, de Miranda!, intervinieron el "Quereme..." de Julia Zenko. También hubo otra figura invitada que compartió intimidad y emoción con Marilina: Lucía Galán. Compartieron "Carta a papá" y una hermosa versión de "Como mis padres". Hubo más dúos (inolvidable el "Casi sin querer" que compartieron Sandra y Marilina) y coros impecables (el comienzo con "Danza" fue estruendoso). Esas voces repartidas en "Soles", "Honrar la vida" o jugando a que se pelean por cada frase hermosa de "Puerto Pollensa" son dignas de ser escuchadas más de una vez.

Por su parte, Angel Mahler conoce muy bien a estas damas y supo hacer los arreglos adecuados para cada tesitura y, sobre todo, para cada personalidad.

Uno + Uno fue un homenaje afectivo a una figura de la canción, una fiesta con toda la alegría que implica esa frase y, sobre todo, una caricia al alma tanto de Marilina como de todos los que allí estuvieron presentes.

Pablo Gorlero

1 comentario:

  1. MARILINA:

    Déjame decirte que esta noche el espectáculo UNO MÁS UNO ha sido increíble. Por la calidad de las interpretaciones, y la riqueza del juego entre todas las artistas en el escenario. Sumando a esto la energía generada por el amor con que la gente, el público, nosotros, recibimos tu presencia primero, tus canciones luego y finalmente la calidad vocal de todas ustedes.

    Ha sido un privilegio escuchar a Sandra Mihanovich, Claudia Puyó, Paula Almerares, Patricia Sosa, Julia Zenko, y a ti misma. Sus interpretaciones solistas, sus dúos, sus ensambles e improvisaciones… Todo fue de un amor tan explosivo, que se sentía como si estuviéramos en comunión con el Planeta.

    Tus letras tienen la jerarquía de una de nuestras mejores poetisas musicales. Allá estará Eladia aplaudiéndote con esa satisfacción que te llena el pecho de un oxígeno liviano y fresco, y que termina envolviéndolo todo.

    Las interpretaciones de estas grandes en el escenario, no hacen más que confirmar la profunda poesía de tus manos. Todas ellas –cada una con su estilo, hermosamente- le han dado savia nueva a esos hijos naturales. Y sin duda cada uno de nosotros que cante tus temas, -hoy o mañana, no importa cuándo- estará abonando a esta certeza de que el amor genera amor.

    Solamente esto quiero decirte: NOS HACES FALTA. Y si bien es magnífico y muy merecido el homenaje de que artistas grossas recreen tus canciones (como las virtuosas que disfrutamos esta noche en el escenario del Ópera), necesitamos tu voz, tu color, tu timbre, tu modo de decir, tus pausas, tus vibratos.

    Gracias, Marilina! Siempre estamos esperándote. Que Dios bendiga tu inspiración y tu canto, que son un privilegio, pero también un don para dar.

    NOS HACES FALTA. Hasta pronto.

    Selene Garreta
    Argentina – Uruguay
    Capital Federal

    ResponderEliminar