/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




"La Nena" cumplió los 25

1989

Marilina Ross festejó alborozada un cuarto de siglo en el mundo del espectáculo. Actriz o cantante, siempre el éxito

"LA NENA" CUMPLIÓ LOS 25


Fotos: ALFREDO CALASCIONE

“Veinte años no es nada/ que febril la mirada/ errante en las sombras/ te busca y te nombra...” Para Marilina ya son veinticinco años cumplidos con un único y gran amor: el espectáculo. Y la recordada y querida "Nena" aún mantiene febril la mirada, que con todas las luces del éxito la busca y la nombra. Y entonces rememorando una vez más las estrofas de Gardel y Lepera podemos permitirnos afirmar que para ella "veinticinco años no son nada". Para algunos continuará siendo"la Nena", el papel que con tanta ternura desempeñara junto a un actor como Osvaldo Miranda, y para los más jóvenes será la cantante que transmite constantemente en cada una de sus canciones un mensaje de amor y paz.

Y al cumplirse tantos años de un compromiso con la gente, con la música, y en definitiva con la vida, no se trata de hacer un balance, un control de cuentas, sino simplemente de sentir esas pequeñas emociones que hacen a una mujer como Marilina Ross.

"No me gustaría decir que es un balance, pero sí que cuando me quedé pensando en estos veinticinco años me sentí de repente muy contenta. Recordé cuando comencé en esta carrera como actriz, cumpliendo quizás con un hobby y en los ratos libres tomaba la guitarra y cantaba algo. Cuántas cosas pasan por la mente de un ser humano, cuántos personajes por su vida, cuántas caras de amigos, y cuántas de seres muy queridos... Hoy la actriz está en el barco, y la cantante sobre el escenario. Yo personalmente armo los espectáculos, y lo hago sin tantas pretensiones; el único fin que persigo -y ya creo que es demasiado- es generar emociones. Aprendí a abrirme por completo a mi público, y ellos también lo hacen. Permanentemente en nuestra comunicación buscamos la conexión, y yo la logro contándoles de pronto mis cosas cotidianas pero a la vez amadas. Dentro de un espectáculo les cuento qué libro estoy leyendo y las frases que más me tocaron de él. Yo siento que crecemos juntos desde la verdad, que nos ayudamos permanentemente, que se produce una interacción. Y lo único que tengo bien claro en estos veinticinco años es que ellos, el público, me dan el alimento para seguir, y para producir ese encuentro, esa conexión que se da en cada recital..."


"MI OBJETIVO... es la luz, no una estatuilla" dijo Marilina mientras las estrofas de su canción dicen: "Todos vamos evolucionando/ y seguimos transitando/ el camino, hacia la luz total/ con tu lucecita de la mano solo no podrás..."

Y, sin ninguna duda, será la misma comunicación que nacerá el 19 de mayo cuando los espectadores que concurran al Coliseo a festejar junto a Marilina Ross sus veinticinco años con el espectáculo, respondan espontáneamente a su nueva propuesta llamada "Conectándome" (el mismo disco que presentará el 8 y el 9 en el Teatro Opera).

"Yo no puedo explicar este fenómeno que se da entre el público y yo. Simplemente siento que voy pariendo canciones que tienen que ver con las cosas que a ellos y a mí nos pasan diariamente. Yo rescato ante todo al ser humano, y para esto me presento sin disfraces, sin caretas; podría decir que voy por la vida en carne viva. Y mi objetivo en este largo camino es llegar a esa lucecita que siempre nos marca, no es, como en otros tantos casos, una perseguida estatuilla..."



"Hoy en la Argentina hay que contrarrestar el "sálvese quien pueda", pues nadie se salva solo, y hay que empujar un poco también del otro lado. Yo veo a la gente ansiosa, estresada, violenta, y creo que esta última debe canalizarse por otro lado. Por ejemplo yo siento que mis recitales son terapéuticos, y los vivo desde un sitio más interior. Fundamentalmente pienso que los valores están cambiando, y mientras que antes todos perseguían el dinero, y todas las cosas materiales, hoy, el nuevo poder es el AMOR...".


Gaby compartió esta nota y Silvina la tipeó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario