/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Mamá me cuida desde el cielo

2 de julio de 1998 – Diario Crónica, Suplemento “Última hora del Espectáculo”

Marilina Ross

“Mamá me cuida desde el cielo”

Regresa a la tele después de 23 años. No tiene más inspiración para la música. Su madre es su guía espiritual. Aquí confiesa sus desencantos y sus sueños.


Regreso a las fuentes

Su última aparición en la pantalla chica fue de la mano de Alberto Migré con “Piel naranja” por Canal 13. Veintitrés años después Marilina Ross vuelve a la televisión con “Comunico milagros”, de Juan Carlos Gené, el primero de los especiales que dirige Alejandro Doria por esa misma emisora, que se verá después del mundial. Autora de éxitos como “Escaleras mecánicas”, “Puerto Pollensa” y “Soles”, Marilina se siente ahora alejada de la música, y con ganas de retomar su carrera como actriz, a pesar de los miedos, los nervios y la sensación de que su mamá, fallecida recientemente, estuvo todo el tiempo cuidándola y haciendo “milagritos”.

-¿Qué fue lo que te decidió a volver a la actuación?

-Se había cumplido un ciclo con las canciones, dado que era un esfuerzo componerlas y también porque estaba cansada de cantar siempre lo mismo. Entonces sentí que tenía que parar y dejar un espacio abierto para ver qué aparecía.

-¿Cuándo comenzó esa sensación?

-Hace más de un año que no tengo qué decir. Surgía la música pero sin letra y hace ya tres que no compongo una canción, como hacía antes. Nunca lo tomé como una profesión sino que lo hacía porque no sentía necesidad, urgencia, de otra cosa.

-Y esta necesidad imperiosa no la tenías con la actuación.

-No, tenía muchas ofertas para actuar, pero no tenía ganas.

-¿Qué te pasó cuando apareció “Comunico milagros”?

-La historia me apasionó en cuanto la leí y me dije: “Este es el momento” porque el texto de Gené está diciendo las mismas cosas que yo quiero transmitir a través de mis canciones, pero en forma dramatizada.

"VOLVER A ACTUAR ME DEPARÓ MUCHA FELICIDAD"


-¿Por qué se había suspendido el proyecto hace tres años?

-Porque eran muy altos los costos de producción. Con Doria también queríamos filmar “Alta en el cielo”, de Nelly Fernández Tiscornia, que después fue el primer capítulo de “Atreverse”, pero también falló porque el instituto de Cine no aprobó el crédito.

-¿Cómo es tu personaje en “Comunico milagros”?

-Se llama “Rosa” y es madre de siete hijos. Trabaja pelando papas en un restaurante y vive en una casa tomada con muy pocos recursos, pero con unos valores muy bien puestos y además con una sabiduría natural que, según ella, le viene desde que vio la luz cuando era chica en el campo. Desde ese momento, ve cosas “detrás” de las cosas. Todo está contado con un lenguaje muy cotidiano.


Como "La Raulito", uno de los últimos personajes que encarnó, en 1975.

-Va a ser uno de los especiales de Doria para Canal 13.

-Sí, fue rodado con dos cámaras simultáneas, mejor que si hubiéramos estado filmando una película. Tiene una producción estupenda y un elenco genial: Mónica Villa, Rita Cortese, Raúl Rizzo, Gustavo Ferrari, Vando Villamil y Guillermo Parodi, que es hijo de Teresa en su debut como actor, en un personaje muy lindo.

-¿Te costó volver a actuar?

-Me deparó mucha felicidad. El primer día estaba muerta de miedo porque me decía: “¿Sabré hacerlo?... Hace ya tanto tiempo… ¿Me acordaré la letra ahora que estoy tan mal de la memoria?” Estaba muy nerviosa. Pero, felizmente Alejandro nos dio total libertad para improvisar y sólo había que tener fija la idea central. Eso me tranquilizó de entrada y creo que hice un buen trabajo.

-De modo que tu relación con Doria fue más que buena.

-Sí, estupenda porque además somos buenos amigos y me cuidó y me mimó mucho. Antes de la primera toma me brindó un aplauso de bienvenida a la actuación con todo el elenco y todo el equipo. Mi mamá acababa de morir y le dedico este trabajo a ella. Y yo sé que ella estuvo dentro mío y que realizó muchos milagritos durante ese tiempo. Estuve muy amparada desde arriba y hubo mucha magia. Fue maravilloso (se emociona).



"Mi mamá realizó muchos milagritos desde el cielo"

-¿Hiciste algún tema para el programa?

-Sí, pero no especialmente. Es muy linda la anécdota. Le había sugerido a Doria algunos temas míos para el ciclo, pero ninguno lo convencía. Había compuesto un tema cuando mi mamá estaba muy mal, para desahogarme, que es la manera en que a mí me salen siempre las cosas y que se llamaba simplemente "A mamá". Me gustó tanto que lo grabé, le hice unos arreglos con oboe, cuerdas y “flügel”. Y llegó un día en que tenía que filmar una escena de mucha emoción y me lo llevé en el disc-man para que me ayudara a entrar en clima. Estaba con los auriculares cuando vino Alejandro y me preguntó de qué se trataba. Yo le conté, quiso escuchar el tema y empezó a gritar: "Ésta es la canción, ésta es la canción que yo estaba buscando". Y empezó a llamar a todos para que lo escucharan... ¡Me gastaron las pilas y cuando llegó el momento de grabar ya no podía usarlo (se ríe)! Después hicimos una versión con bandoneón, con Carlos Corrales, en tiempo de tango, que quedó bellísima.

-Tu mamá te hizo volver a la música.

-De algún modo… Es que la música está siempre, aunque ya no viva de ella o no le dé el primer plano. No puedo despegarme de ella porque forma parte de mí. Ahora me apasiona armonizar voces con un grupo de amigas. Es de entrecasa y sin ninguna expectativa.



Marilina Ross, lista para grabar, escucha las indicaciones de Alejandro Doria.

-¿Qué fue lo que te mantuvo viva durante tu bloqueo creativo?

-Vivir con mi mamá estos últimos doce años me tenía muy pendiente, al punto que me daba no sé qué irme de gira y siempre pensaba en la vuelta porque yo necesitaba estar a su lado. Por mí misma. El motivo de mi vida fue que ella lo pasara lo mejor posible y salió bien porque se fue a los noventa y un años, estando sentada en un sillón, viendo televisión y esperando el caldito de la noche. Sin sufrimientos, sin estar internada. Y tal vez ése haya sido mi mejor trabajo.

-¿Y profesionalmente?

-Participé de proyectos como el compacto para recaudar fondos para los inundados. Lo que pasa es que encuentro un desgaste muy grande en el afuera. Todo es comercio y números. Yo no encajo con mi estilo… Hago lo que se me da la gana.

-¿Qué te depara el futuro?

-Alejandro me propuso hacer también el último especial. Estamos tratando de encontrar un libro que nos guste porque creo en esto de hacer las cosas con pasión.

"Desde hace tres años que no puedo componer"
Otro momento de la grabación que nos devuelve a Marilina a la TV.

Desde el rinconcito, esta nota la compartió Christian.

No hay comentarios:

Publicar un comentario