/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Marilina despidió al Pueyrredón

1991 - Revista 13/20

Marilina despidió al Pueyrredón

Pese al éxito de los recitales, la sala de Flores cambia de ramo




Por: G. G.
Fotos: C. P.


Nadie lo supo y quizás así fue mejor; el sábado pasado y después del recital de Marilina Ross, el Pueyrredón de Flores pasó a mejor vida. Porque por una decisión empresarial el teatro que no contabilizó un solo fracaso en estos meses musicales será, a partir de septiembre, una sala de juegos al mejor estilo Las Vegas, donde en pantalla gigante se transmitirán las carreras del hipódromo.

Y sin saber si por burla u homenaje, eligieron para cerrar el ciclo a Marilina por eso de honrar la vida. Y la Ross cumplió como debía: convirtiendo el funeral en una pequeña y maravillosa fiesta sensible donde cupieron desde sus temas más conocidos hasta la más increíble comunicación con el público.

Un botón basta de muestra: promediando el show, una baixinha que no llegaba a los 5 subió para darle un beso y ante la invitación a cantar de Marilina, la enfant se despachó con Xu, xu, xu, xa, xa mientras la cantante hacía los coros y recibía la misma ovación que si hubiese entonado Soles.

Por supuesto que la noche había empezado mucho antes, cuando Ángel Mahler en teclados, sintetizadores, arreglos y dirección musical, la Ross se despachó con El payaso del amanecer. A partir de ese momento y dominando el escenario con maestría, se paseó por sus temas más recientes (En este mismo momento, En nuestras manos, Se puede, Con el agua en la boca), presentó algunos que integrarán su próxima placa (Señores se cierra y Contra viento y marea) e hizo un popurrí de grandes éxitos (Casi sin querer, Puerto Pollensa y Quereme, tengo frío).

Además, se permitió una ironía, "me veo obligada a cantar esta canción de nuevo (por Basurero Nuclear) porque donde iban a construirlo estalló un volcán", defendió lo suyo por aquel supuesto caso de drogas en Tucumán "a pesar de todo lo que se diga por ahí yo sigo honrando la vida" y cerró la noche con Soles, como un implícito homenaje al Pueyrredón que ya no es.

Requiescat in pace.



Muchas Gracias Danny por compartir esta nota

No hay comentarios:

Publicar un comentario