/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Marilina Ross se presenta como cantante

Viernes 25 de agosto de 1972 - La Opinión

Otra actriz ganada por el café-concert

Marilina Ross se presenta como cantante

"Para el gran público de la televisión todavía soy la chica despreocupada y ligera de La nena; Cosa Juzgada no modificó demasiado mi imagen, tampoco mis trabajos en el teatro. No sé qué va a pasar ahora que he decidido cantar y hacer un espectáculo de café-concert", declara a La Opinión la actriz Marilina Ross, que hoy debuta como cantante solista en el Teatro de la Cova, en Martínez (mañana sábado repite el recital) y en setiembre próximo se inicia en un espectáculo individual, escrito por Ricardo Talesnik y dirigido por David Stivel, en El gallo cojo.

El objetivo de los dos recitales en la sala de Martínez, no excede, según definición de la propia interesada, el marco de "cantar sino porque me gusta cantar; nada pretencioso, salvo la intención de sacarme un gusto personal y muy simple: cantar en público". Ya lo hizo por televisión, sin embargo, en 1964 en varias emisiones del ciclo Sábados Circulares: allí interpretó temas infantiles de María Elena Walsh. En otro programa, Yo soy porteño, incursionó en una línea de tango antiguo, costumbrista y satírico; por fin, los dos discos simples que grabó (cuatro temas que le pertenecen) no fueron lo que se dice un suceso de venta.

El repertorio de esta noche se integra con temas propios, de Serrat, de Piero, Miguel Cantilo, ex integrante del dúo Pedro y Pablo, algunos antiguos tangos (de tono malevo y humorístico), todo ello, acompañado por sus módicas virtudes de ejecutante de la guitarra.

El show que están elaborando con Stivel y Talesnik, intentará hablar acerca del tema de la mujer. Narra (se propone hacerlo) el periplo de una mujer (la propia Marilina, tal vez) desde el estado fetal hasta que sola, decide ir a cantar a un café-concert. Marilina deberá compartir la escena con una suerte de muñeco singular, un monstruo mecánico que tendrá la responsabilidad de un gran número de roles: será madre, escuela, iglesia, padre, ejército, moral, cultura y representará a lo que genéricamente "se debe ser y hacer", la actriz, por su lado, será lo que quiere ser y hacer. "Trataremos de mostrar con humor (sin entrar en la protesta o en la apariencia política) los condicionamientos sociales y culturales a los que la mujer se ve particularmente sometida", aporta Ross.

Marilina confiesa que siempre tuvo deseos de hacer una comedia musical. Y este trabajo, de algún modo, es una manera de iniciar el camino hacia la concreción de tal aspiración. Lo abordará sin otras exigencias que las de su sentido de la profesionalidad. "Estoy realmente cansada de que cada vez que hacemos algo eso deba ser lo mejor, verdaderamente inédito y que rompa con todo lo conocido hasta ese instante. Ese sofocante nivel de exigencias es lo que no nos deja hacer nada, lo que nos paraliza. Yo parto de lo más simple y sensible en mí: me gusta cantar; si al público le gusta, sigo, si no, me dedico a otra cosa", reflexiona inteligente, Marilina Ross.

No hay comentarios:

Publicar un comentario