/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Yo amo. Eso es todo

Marzo de 1984 – Revista Superhumor

Marilina

"Yo amo. Eso es todo"


Por: ROXANA "CENTAURO" LARRETA

-¿Vos sos gay?

-No, no me considero gay. Sí creo que soy libre de hacer con mi cuerpo y con mi vida lo que quiera.

-¿Creés que el gay está solo?

-En tanto y en cuanto la homosexualidad esté perseguida y marginada, y haya leyes que la combatan y sectores de gente que la consideren una enfermedad, es lógico que el homosexual se sienta sólo y aislado, es como una respuesta directa, porque lo dejan solo. Todo está en contra, desde la familia hasta la policía y los médicos -algunos-... Le queda muy poco espacio para compartir, al menos en este país...

-Gran parte del sector gay siente que no está tan solo en tanto hay una persona como ellos, que sos vos, que los ayuda a reconocerse y a asumirse...

-Esperá, esperá, vos estás diciendo que yo soy gay, y gay es ser homosexual ¿no? Yo no me considero homosexual, te lo repito. He tenido todo tipo de relaciones y me opongo a los encasillamientos.

-Bueno, lo lamento, no quise encasillarte.

-¿Sabés qué pasa? Yo amo. Cuando ese sentimiento aparece ni lo critico ni lo evito, porque es muy fuerte. Ese sentimiento no aparece muy seguido en la vida de la gente, pero cuando pasa es lo más bello que puede ocurrir. Es absurdo intentar ponerle etiquetas. Por eso te digo, que cada cual viva como pueda, el amor no puede dañar a nadie, y menos aún a una sociedad que tanto lo necesita.

-¿Qué te parece que le hace falta a la gente para reaccionar, para darse cuenta de que hay cosas más trascendentes que las que generalmente nos ocupan la vida?

-Un golpe. Tocar fondo en algo, darte cuenta de que la muerte está al lado y que se te va la vida en tanto y en cuanto no la aproveches y la disfrutes. Lo que no se vive bien se pierde. Todo lo que vamos postergando se esfuma como el humo del cigarrillo. La vida es apenas esto, hoy y aquí.

-Aparte de este hoy y este aquí, ¿creés que vas a vivir muchos años?

-Sí.

-¿Vas a seguir viviendo como una saltimbanqui?

-Eso no lo sé. Voy a ver qué hago a medida que vayan pasando los momentos.

-¿Te sentís modelo de algo?

-Ojo, ojito, ojazo... Yo no soy modelo de nada ni de nadie, apenas si soy mi propio y personal modelo.

-¿La gente no necesita modelos?

-No. No necesito ni necesitamos modelos que nos señalen lo que hay que hacer o adónde hay que ir. Basta quedarse a solas con uno mismo y darse cuenta de cómo se resuelven los problemas. Las respuestas forman parte de nuestro ser. Cada uno tiene que intentar ser su propio guía y el único responsable de sus decisiones.

-¿Hay que dejar actuar, entonces, a esos fantasmas interiores que nos impulsan a cometer actos buenos y actos malos?

-Tenemos un Dios adentro, pero también tenemos un diablo. Tampoco es cuestión de hacer todo lo que se nos ocurra, porque puede haber gente que resulte herida. La vida no es un viva la pepa.

-¿Sabías que gran parte del teatro lo llenan los gays?

-(Riéndose a toda máquina) No sabía que en la Argentina existieran tantos... Mirá, yo le hablo a la gente abierta, y el gay puede ser que forme parte de esa gente, pero no es de ninguna manera el único. Lo lindo que está pasando en mis conciertos es que veo tres generaciones, los hijos, los papás y los abuelos. Yo estoy muy a gusto con esa gente permeable, porque de repente no me distingo por cómo canto o cómo toco la viola sino por cierta capacidad para abrir mi plexosolar y transmitir vivencias, emociones...

-A veces la gente te agrede, te grita cosas ofensivas...

-¿En serio?

-Sí, lo tengo grabado. Cosas referentes a Cristina Banegas, por ejemplo.

-¿Ves? A Cristina la conozco desde que tenía diez años. A los quince escribió un poema hermosísimo, "Carta a papá", al que yo le puse música. Después la vida nos juntó en España, nos juntó acá, antes, ahora, y seguramente mañana también. Yo le dediqué una estrofa de un tema, que dice "Tu cuaderno y mi guitarra andan en amores". Esos amores son mucho más profundos y sustanciales que el que cualquier morboso de cuarta se puede imaginar. Todo esto me jode un poco, la mala intención salpica al otro, lo ensucia, ensucia cosas muy limpias.

-¿Y qué pasa con esas revistas que publican cosas tuyas utilizando siempre una doble intención?

-Y, qué va a pasar... Mi privacidad es mía, y no tengo por qué darles de comer a esos morbosos que esperan esa nota. No quiero eso ni quiero que se use lo que yo siento y lo que vivo para vender revistas. La intimidad es de uno sólo, del dueño, y no de mil personas que la consumen para hacerla añicos o abaratarla.


Esta nota la compartieron Fernando de Rosario y Danny de Toronto, Canadá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario