/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




La nueva ingenuidad



Miércoles 13 de octubre de 1965 – Revista Siete Días

La nueva ingenuidad





Buena intérprete, de picante ingenuidad, la actriz que alcanzó la fama a través de "La Nena", no se asusta de los tres casamientos anteriores de su marido.





De las nuevas figuras que lanzó la TV, nadie como Marilina Ross alcanzó un éxito más veloz. Con su rostro infantil, su cuerpo sin sobresalto, llegó al público en una nueva versión de inocente "sexy"



Aunque no lo sepa, Marilina Ross es la versión actual de las ingenuas que impregnaron, con su aséptico candor, la década del cuarenta del cine argentino. Si Mirtha Legrand o María Duval eran entonces la imagen compacta de una adolescencia inmaculada, Marilina Ross -a pesar de sus 22 años- llega hoy al público con un rostro infantil, un cuerpo sin sobre saltos, pero cargado de un sigiloso y despreocupado "sexy".

De las nuevas figuras que lanzó la televisión, Marilina Ross alcanzó el éxito más visible y veloz. A través de "La nena", que se transmite por canal 13 en horario nocturno, logró convertirse en la adolescente barullera y desprejuiciada que ocasiona inocentes conflictos a su padre, Osvaldo Miranda.

Actualmente, Marilina Ross está contratada en exclusividad por canal 13 y su sueldo mensual es de 80.000 pesos. Revisando los cinco meses de matrimonio con Emilio Alfaro descubre ser feliz y proclama no asustarse por los tres casamientos anteriores de su marido. Esa seguridad le nace, no cabe duda, de la idea inapelable que tiene sobre la felicidad.

Entre lo que piensa y lo que hace, a veces, Marilina Ross exhibe contradicciones. Asegura que ha crecido y se rebela a seguir siendo "la nena". Se olvida, sin embargo, que su triunfo se apoya en el programa que anima semanalmente. Afirma que no le interesa ser "sexy", ni mucho menos "una Libertad Leblanc". Vuelve a olvidar (o tal vez ignora) que ella es "sexy"; claro que en una versión menos ostensible que Libertad Leblanc, porque no solo en la opulencia se oculta la sexualidad. Acaso sus contradicciones se originan de las eclécticas lecturas. Cuando tiene un hueco de tiempo, lee poesía, "especialmente a Pablo Neruda, Paco Urondo y Juan Gelman". Goza con el teatro de Bertold Bercht y abreva con frecuencia en Stanislavsky "porque sigo estudiando teatro con Fernández".

Los memoriosos recuerdan a una Marilina Ross no sustancialmente cambiada, cuando hace cuatro años iniciaba su carrera televisiva en un programa que tenía como protagonista a Luis Aguilé. Invariablemente, la acompañaba su padre y al parecer, nunca tuvo problemas a causa de su vocación.

Marilina Ross cree que aún no tuvo su oportunidad en el cine. Ninguna de las cuatro películas que hizo ("El televisor", "Primero yo", "Los guerrilleros", "El ojo de la cerradura") la convencieron. "Cuando empezó el rodaje de "Primero yo" me dí cuenta que no "andaba". Si lo hubiese descubierto cuando me dieron el libro, habría desistido."

Buena actriz, una tolerable cantante de picante ingenuidad pero de personalidad lineal, Marilina Ross comunica que quiere aprender política. "No sé nada. Resulta que un buen día abro un diario y me encuentro con el siguiente título: "La paz del mundo peligra en Vietnam". Yo no sabía qué estaba pasando y ni siquiera sabía dónde se encontraba Vietnam en el mapa. Entonces decidí ponerme al día". Una curiosidad saludable.


Esta nota la compartió Fernando Mengani. Muchas Gracias Fer!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario