/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Marilina Ross, romántica

Domingo 27 de setiembre de 1987 - Diario Clarín

Marilina Ross, romántica



Por: A. M. R.

Es una propuesta inteligente, como todas sus anteriores producciones.Marilina Ross ha manifestado más de una vez su predilección por esta faceta de su arte, el canto, la composición, en otras palabras, su posibilidad de comunicarse con su público a través del sonido y la palabra, y no puede negarse que lo consigue con facilidad.

No es sencillo -ni muchas veces vale como criterio crítico- establecer comparaciones con obras anteriores. Hay en el álbum Mis hijos naturales (EMI 10024, 39 minutos 52 segundos de duración. Dirección artística, arreglos, teclados, programación de sintetizadores y baterías de Ángel Mahler. Todos los temas producidos por Marilina y Ángel) una cierta uniformidad expresiva, que no surge solamente del estilo de canto de Marilina como de arreglos de Mahler, en cierto sentido un tanto monocordes, pero los resultados generales son satisfactorios.

La fuerza de Basurero nuclear y el cambiante Así no contrastan con el marcado romanticismo que emana de Un domingo lluvioso y Este amor, mi amor - esta última compuesta con Susana Torres Molina- destacándose Con el agua en la boca, los aciertos de Mis hijos naturales y la ternura de Canción de cuna-cama. Una vez más, Marilina Ross aporta su convincente manera de decir, completando el panorama El payaso del amanecer, su versión castellana de Emociones, de Mogol-Battisti, y Solo setenta.

Silvina compartió esta nota y Silvina la tipeó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario