/* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: left; margin-top: 0; margin-right: 5px; margin-bottom: 5px; margin-left: 0; padding: 4px; border: 1px solid #6728B2; } .profile-data { margin:0; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; color: #af99dd; font-weight: bold; line-height: 1.6em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-textblock { margin: 0.5em 0; line-height: 1.6em; } .profile-link { font: normal normal 83% Verdana, sans-serif; text-transform: uppercase; letter-spacing: .1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; padding-top:15px; line-height: 1.6em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; text-align: center; } -->




Un Doria auténtico

Miércoles 15 de julio de 1998 - Clarín Espectáculos

UN DORIA AUTÉNTICO

El director convocó a Marilina Ross para darle emoción a un personaje con mucho riesgo.


NOTICIAS. Lo único que la rebela a Rosa, el personaje de Marilina Ross en Comunico Milagros, es la negativa de los medios a publicar lo que ella considera noticias. Las buenas, en realidad.


Por: ADRIANA BRUNO

Rosa es una mujer de mediana edad que viene resignándose a sus desventuras con un optimismo y una fuerza de voluntad más que envidiables casi increíbles. Viviendo en una casa tomada, con seis hijos que criar, el marido recién muerto y despedida de un trabajo miserable, pero trabajo al fin, a Rosa (Marilina Ross) lo único que la rebela, lo único que la mueve a buscar alternativas es la negativa de los medios a publicar lo que ella considera noticias. Las buenas. Los actos solidarios. Las vidas sufridas de la gente que la rodea.

Comunico milagros, el primero de los especiales de Alejandro Doria para Canal 13 (se emitió el lunes a las 22), se dedicó, sobre el libro de Juan Carlos Gené, a contar una historia chiquita y nada excepcional. Salvo por la capacidad "para ver las cosas que hay detrás de las cosas" declarada por la protagonista (Marilina Ross), lo que se intentó fue una suerte de retrato de unos días en la vida de la gente pobre. Pobre y buena, y honesta, y trabajadora, y concientizada, valdría la pena agregar. Porque de la otra también hay, pero no era el asunto de este especial.

Toda una primera parte, entonces, mostró a Rosa en su vida cotidiana. Rosa que pela papas en la cocina de un restaurante. Rosa que visita a su marido (Raúl Rizzo) en la lúgubre sala de un hospital público. Rosa ayudada por sus vecinos: uno que se pasó la vida cuidando a un hermano discapacitado, otra que le atiende a los chicos. Rosa hablándoles a sus hijos mayores de valores en desuso como el trabajo o la esperanza. Es aquí donde Doria y Gené se potencian en darle primacía a lo textual por sobre las imágenes. Y lo textual cae en el exceso discursivo, sobre todo porque muchas veces "aclara" algo que la acción ya había dejado suficientemente explicitado. "Nos tratan como a ladrones. A cada rato la policía entrando y sacando gente. Consiguen lo que quieren. Y lo que quieren es sacarnos", dice por ejemplo una de las vecinas, después de que ya se había mostrado el patrullero, el policía entrando y llevándose a un hombre, la acusación de ladrones, etc. O la frase de Rosa a uno de sus hijos: "Gracias a que la inmensa mayoría de la gente mantiene firme la esperanza es que este mundo sigue andando".

Políticos mentirosos y periodistas insensibles son las contrafiguras. Los periodistas, en particular, aparecen cuando Rosa pretende que se publique en un diario la muerte de su marido, convencida de que "un obrero se cae de un andamio y es noticia, pero nunca salen los millones que andan haciendo equilibrio en el aire". Rechazada también en la TV, decide entonces escribir las historias de su gente en grandes carteles blancos que va pegando por las calles.

Doria eligió muy bien a Marilina Ross, ya que pudo darle el tono de emoción contenida a un personaje con muchísimo riesgo de caer en sobreactuaciones. Con un rating de 9,1 (según promedio de las medidoras Mercados y Tendencias e Ibope), Comunico milagros se ubicó tercera en la franja que lideró El show de Videomatch. Es que el estilo Doria, ya se sabe, no es de los que "enganchan" al televidente. Con escenas larguísimas y un ritmo casi de teatro televisado, la elección es previa. O no es.



Desde el rinconcito, Christian aportó la imagen para completar este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario